800513618 info@seasolargroup.com

Instalación independiente

Los sistemas fotovoltaicos autónomos están indicados en caso de ausencia de conexión a la red eléctrica.

Los sistemas fotovoltaicos aislados siempre se deben dimensionar en función de los siguientes factores:

  • el área de instalación
  • el período de uso
  • el tipo de usuario (si está en corriente directa o alterna)
  • las cargas que se conectarán (p. Ej., Luces, TV, radio, etc.).

A continuación descubrimos cómo están conectados los componentes esenciales de los sistemas fotovoltaicos para usuarios aislados:

Módulos solares fotovoltaicos: expuestos al sol generan electricidad, en forma de corriente continua y voltaje. Su número y las conexiones relativas dependen del tamaño realizado.

Baterías de acumulación: la energía de los módulos solares se almacena en ellas. Se debe tener cuidado de utilizar baterías específicas para sistemas fotovoltaicos, que son diferentes de las baterías automotrices normales. Las baterías más adecuadas son aquellas con una placa tubular positiva. La elección del tipo y la capacidad de la batería (obviamente relacionada con el tipo de uso) es muy importante para la vida útil de la batería, que puede superar los 10 años de vida útil.

Unidad de control solar: regula la carga y descarga de las baterías, que son el elemento más crítico del sistema. Es un poco “el “cerebro” del sistema, que gestiona la alimentación eléctrica de los módulos (desconectando la conexión con los módulos una vez alcanzado el límite superior de la tensión de la batería) y el consumo de servicios públicos (por desconexión de los servicios públicos en caso el voltaje de la batería cae por debajo de un cierto nivel mínimo, por debajo del cual se dañaría el acumulador).

Inversor: es un dispositivo electrónico que transforma el voltaje y la corriente de continuo (como llega de los módulos y cómo se acumula en las baterías) a la alternancia. De esta forma, el usuario puede tener la libertad normal de usar dispositivos que requieren 220 V CA, como suele ser en nuestros hogares.

Los sistemas fotovoltaicos independientes representan la mejor solución para superar la falta de red eléctrica. Piense en los países del Tercer Mundo y en los problemas del suministro de energía para hospitales, escuelas y jardines de infantes, pero también en áreas aisladas (en las montañas o en el campo) que no reciben servicios de la red eléctrica nacional. En estos contextos, los sistemas aislados representan una solución óptima que es ecológica.

Solo un sistema equipado con un panel solar fotovoltaico, un regulador y una batería para llevar electricidad a las áreas más inaccesibles. No es coincidencia que estos sistemas sean ampliamente utilizados en las estaciones de recolección y transmisión de datos (en los niveles de cursos de agua, en presencia de incendios, clima, enlaces de radio, etc.).

A %d blogueros les gusta esto: